POEMA PURO


Escala
el
Everest,
con dos cojones,
corónate de paz, tócale el culo
a
Dios,
respira con hondura, danza
y, lejos de caer, ¡arriba el punk!,
igual que un perro libre en los neumáticos
de un BMW, méate
en
el
mundo.

ME TIENES DE PARÍS HASTA LA POLLA


Me
tie
nes
de
París
has
ta la
polla.
Re
pi
to:
me
tie
nes
de
París
has
ta la
polla.
¡Que no!
No arroja
ré claveles
en el Sena.
No besaré tu
boca en los Elí
seos. Ni pediré tu
mano en Notre Dame.
No soy ningún román
tico, cojones. No pienso
en el amor, pienso en el
sexo. Igual que cualquier
hombre. Igual que cualquier
perro. Igual que cualquier dios.
Gioconda mía, déjate de Louvres.
Y ensúciame de porno, ese silencio.
¡Fóllame y calla!.......¡Fóllame y calla!
O juro aquí y ahora por las flores subterráneas
del mal cuervo Baudelaire que empuñaré la Torre Ei
ffel como un coloso y te la meteré rockeramente por el bello
OJO DE....................................................L CULO.
AMMMMM.........................................................ÉNNNNN.


Adoro ser amada por poetas
que dedican palabras a mi cuerpo
vencido y demacrado
que menstrua las noches de luna llena líquido
rancio.
Sangre y semen.
Rojo y leche.
Tiñendo el lienzo negro de
estrellas sabias
que iluminan montes de Venus y falos erectos.
Poemas manifiestos.
Cópulas sagradas.
Vértice y vórtice.
Concepción hemorrágica
que cae en la oscuridad mientras
una bala de plata se dispara perforándome
el pecho en el
último verso.


(Autora: Eleanor SMITH.)
HIGHWAY TO HELL


AC/DC
que linchas a Jesús
-el Cristo-
a guitarrazos,
corbata colegial, piernas de niña,
rugiendo a toda hostia
en mi salvaje y nunca a jubilar
600, rum
rum, rum, no existe stop
ni ley ni blues
de policías
que pueda detenerme el alma, rum,
rum, rum, soy el león
con la melena de vikingo
al viento
y con los dos cojones, rum,
rum, rum, más grandes de la tierra,
el mundo
está a mis pies,
quemando rueda, rum,
rum, rum, en la autopista con pestañas
que baja hasta el infierno
abierto de tus ingles, rum,
rum, rum, joder
qué buena estás,
cerveza en los ovarios, rum,
rum, rum, clavel y oxígeno,
lo mismo que un Atila
eléctrico
te voy a destrozar la hierba, rum,
rum, rum, del coño
a dentelladas
y que la noche orine en el poema,
me cago en el amor, oh rum,
rum, rum, oh puta mía.
SI TODOS HABLAN BIEN DE TI, VOMITA



Si todos hablan bien de ti, vomita
sobre la rosa
eléctrica de los acantilados:
o eres imbécil y pretenden -¡ándate con ojo!-
que sigas siéndolo o estás podrido,
sembrando un huracán
de búhos ciegos,
comiendo nieve negra dentro del ataúd.

Feliz el Yo.
Tú mismo. Siempre.
Que nadie te separe de tus lunas.
No subordines al revólver de los otros la belleza
heroica de tus pies.
Reina en el corazón del valle. Vive
tu propia vida. Baila
tu propio tango.