BIENVENIDA



venid conmigo

***

hagamos el amor
como si fuera la primera vez

juguemos al billar con los planetas

***

venid conmigo:
pisemos el océano de la autenticidad

seamos cuerpo
o cada noche cazaremos águilas
en
una
copa de ginebra

***

es
tiempo de gritarlo
¡abrazar es vencer al demonio del no!

***

venid conmigo:
juntos
vamos a inaugurar
la democracia de los girasoles

2 comentarios:

Rocío dijo...

Id con él:
vomitarán luciérnagas
las voces opacas de los días.
***

(Tu palabra brilla)

Pablo Sánchez Herrero dijo...

Eres aquí más cisne blanco que nunca. Ah, si el abrazo siempre hiciera huir al demonio del no y todos lo supieran, no habría un cuerpo despegado de otro.

Saludos, señor de la noche, sigue deleitándonos con tus vitaminas poéticas