PUM PUM POST MORTEM


Cuando yo muera
alegremente sepultad mi cuerpo
en una discoteca en una discoteca pum pum
donde reverdecer

Mis cenizas un labio pum pum en mitad de la pista

Corazón
no palpitante palpitante pum pum más allá de las estrellas
abrace locamente vivamente santamente pum pum
la palabra ¡libertad!

Jamás olvide
el mundo lo que fui: un pum pum fabricante de palomas

Mi epitafio el deseo

Cuando yo muera pum pum
ni cruz ni can ni sapo ni ciprés sino electricidad y fiebre
pum pum vendaval y carne
pum pum ola y ron

Cuando yo muera
amor y música pum pum + música + música pum pum

Quiero besar eternamente los pies pum pum de los que bailan
.

3 comentarios:

Javy Berrocal dijo...

Y con la soledad hago el amor
después de que las puertas del placer
se vuelvan a cerrar cuando tumbados
desnudos y sudados nos quedamos
cuando en la noche salgo de la cueva
húmeda que hay al sur, hogar de gozo
y de placer, de orgasmos seducidos.



Me gusta el comentario, Maestro. Y me halaga reconocer algunas fotos en el blog del gran grupo de rock que camina suelto y salvaje por las calles de la ciudad.

mariapahn dijo...

Además de sentir el "pumpum" en mi cuerpo a medida que leía, me enamoré del epitafio; algún día te contaré el mío que no se aleja demasiado de este.
Un beso

Anónimo dijo...

Guau, poema superfresco! Enhorabuena