A LOS POETAS NO NOS GUSTA QUE NOS PISEN

............................a Eleanor Smith


Neil Armstrong,
nacido
al sur del lago Eire
(Wapaconeta, Ohio, 5 de agosto de 1930),
el astronauta más famoso de la Historia,
el comandante del Apolo 11,
jamás
dejó su huella
sobre el satélite nevado
que cada noche vela nuestros sueños.
¿La rosa desplumada por el rifle?
Teatro puro y duro:
el episodio
más sobrecogedor y alucinante
del siglo XX nunca
aconteció.
No desmaquillaré la gran mentira
a bofetadas
visuales
(que las fotografías
olviden el destello genital
de las estrellas o que nos presenten
banderas ondeantes
allá
donde no existe
el viento, poco importa).
No fundaré la tesis del montaje
en una táctica
política
de orden planetario
(que el inquilino de la Casa Blanca
-meando poderío-
quisiera
mostrarle al mundo la supremacía
del pueblo USA,
adelantándose
en la conquista del espacio
al pueblo URSS, resulta insustancial).
Seguro del amor,
arrojo
mis argumentos a favor del fraude,
más sólidos y limpios
-como constatará cualquier criatura
sensible a la belleza-.
1º) Las divinidades
no y no
tolerarían a ningún mortal
el acto descortés
de caminar por un lugar sagrado
sin antes descalzarse.
2º) En una sociedad
caballerosa, cool y futurista
-lo mismo que la yanqui de la época-,
le correspondería a una mujer
y no a un varón
el privilegio inaugural
y crístico
de mantenerse
en pie,
flotando entre los cráteres.
3º) Tras leer,
vivir y madurar
entre los brazos de Lord Byron,
García Lorca, Jaime
Sabines, Matsuo Bashō o Dylan Thomas,
me basta esta certeza:
a los poetas no
nos gusta que nos pisen
-subrayo-
a los poetas no
nos gusta que nos pisen

la Luna.

6 comentarios:

Eleanor Smith * dijo...

Sublime Caballero!
Es todo lo q puedo decirte. Me quedaría corta con cualquier palabra q te dijese.
Éste, sin dudas es de tus poemas, mi preferido *

Un beso o 2 *

David Vegue dijo...

Hacia tiempo que esperaba leer este poema. Varias veces ya lo había leído dentro de mi cabeza, pero era necesario leerlo también fuera. La espera ha merecido la pena. Como sucede con las grandes cosas.

Eleanor Smith * dijo...

Caballero: no había visto la dedicatoria. Enormes gracias che *

La vida no deja de sorprenderme, estaba algo triste por el comportamiento "cabrón" de alguien y luego, recibo estos obsequios que me emocionan y conmueven.

Me lo llevo a mi casa.
Definitivamente: éste es uno de mis espacios preferidos. Tu talento es enorme, no me cansaré de decirlo.

Un beso o 2 *

Eleanor Smith * dijo...

Caballero, en nombre de mis respetos y admiración, te he dedicado unas líneas en mi reciente publicación.

"De poesías y poetas que dan vueltas por ahí"
http://pajaronegro77.blogspot.com/

Va a tu nombre. Es lo minimo que puedo hacer frente a tanta poesía a tanto talento que desplegas, cada vez que vengo aquí a leerte.

Un beso o 2 !

Con mucho afecto sincero. *

Rayuela dijo...

vengo desde casa de eleanor...me gusta mucho tu escritura.


besos, POETA*

Diego dijo...

Me arrastró Eleanor!

Te felicito por tus gigantes palabras!

Muchos saludos!
Diego.