ESTOY HASTA LOS HUEVOS DEL AMOR


Estoy hasta los huevos del amor
que juran profesarnos los políticos,
sonrientes hienas, mentirosos míticos,
te venden el Ferrari sin motor.

Que matan a la madre a la menor
por verse en La Moncloa, paralíticos
tras el sufragio, levantemos críticos
el puño contra tanto estafador.

Votad en blanco, desde las entrañas:
igual es la derecha que la izquierda,
igual es el desierto que el desierto.

Españolitos de las dos Españas:
los unos y los otros, misma mierda.
¡Descanse en paz, la democracia ha muerto!

2 comentarios:

Eleanor Smith # dijo...

Veo que tanto de un lado como del otro del oceáno las situaciones son exactamente las mismas.
En octubre aquí hay elecciones presidenciales. Aunque son obligatorias, yo pienso quedarme en mi casa durmiendo todo el día !!!

;)

Un beso o 2 ***

mariapán dijo...

Yo me decanto por el nulo...