ODIO EL MCDONALD'S


hoy
he
pisado
la
catedral
de
burgos
con
una
camiseta
de
los
sex
pistols
y
esa
osadía
entre
gótica
underground
e
inútil
constituye
mi
mejor
poética
y
he
exhibido
con
raza
neandertal
unos
vaqueros
cortos
más
gastados
que
el
amor
y
he
caminado
hacia
el
infierno
de
la
pureza
y
he
sacado
la
lengua
a
una
monja
jorobada
con
el
rostro
más
blanco
que
la
cocaína
y
he
recordado
ante
el
altar
mayor
a
iria
la
princesa
sucia
con
el
pubis
velludo
como
la
cabeza
de
un
león
y
le
he
pedido
matrimonio
fantasmal
y
efímero
y
he
acariciado
la
caries
católica
de
las
piedras
bañadas
por
la
orina
del
gran
órgano
y
he
lanzado
un
puñetazo
sideral
al
aire
y
he
plantado
un
pino
atómico
en
la
capilla
de
san
enrique
y
me
he
limpiado
el
culo
con
el
alma
y
he
salido
al
mundo
hecho
un
adán
y
viva
el
punk
dios
viva
el
punk
el
arte
de
comerse
una
paloma
cruda
en
medio
de
la
calle
porque
no
hay
que
olvidar
oh
pavarotti
en
calzoncillos

que
te
bebes
el
mediterráneo
a
sorbos
no
no
hay
que
olvidar
que
la
felicidad
no
se
cocina

1 comentario:

Eleanor Smith # dijo...

Muy de acuerdo: la felicidad no se cocina !!!

1- También ODIO el Mc Donalds.
2- AMO el punk. Sobretodo The Clash (todos los días escucho: "Complete Control")

Un beso o 2 #