Adoro ser amada por poetas
que dedican palabras a mi cuerpo
vencido y demacrado
que menstrua las noches de luna llena líquido
rancio.
Sangre y semen.
Rojo y leche.
Tiñendo el lienzo negro de
estrellas sabias
que iluminan montes de Venus y falos erectos.
Poemas manifiestos.
Cópulas sagradas.
Vértice y vórtice.
Concepción hemorrágica
que cae en la oscuridad mientras
una bala de plata se dispara perforándome
el pecho en el
último verso.


(Autora: Eleanor SMITH.)

2 comentarios:

Eleanor Smith # dijo...

Ahora sí me dejaste helada pero felíz Caballero!!!

Vengo a leerte como siempre y me encuentro con esta hermosa sorpresa!!!

Muchas pero muchas gracias.
Sabes? Yo por lo general soy una persona bastante negativa... y desde ayer, no he parado de recibir algunas sorpresas más que agradables y que me están haciendo cambiar un poco la mirada que tengo puestas en las cosas y/o personas.

Por otro lado, este domingo cumplo años. Y ninguno de ustedes lo saben y es como si el cielo o el Universo mismo, me estuviese haciendo estos regalos maravillosos por adelantado ~

Repito: GRACIAS !!!

Un beso o 2 #

emiliano dijo...

el cuerpo del poema.