BUENAS NOCHES, PELÍCANO


Buenas noches, pelícano.
Soy uno de esos hombres que ven de pronto Poesía
en un jodido rollo de papel
higiénico
lo mismo que se limpian
el culo con las páginas maestras e inviolables de El Quijote.
Boxeo con las olas:
mis manos son más verdes
que el sol de Sócrates, la religión tse-tsé o el taxi de las ranas.
Detesto madrugar.
No todos los caminos conducen a Siberia:
pregúntale al ahorcado por el significado de las nubes
y te responderá con la cabeza
mirando al underground.
El porno sin raíces, ¡qué delicia!
El día menos pensado
me guillotinaré los dos testículos con un cuchillo de cocina
y te los meteré sin verbo ni odiseas en la boca.
¿Has visto a Jesucristo en bicicleta?
París y las avispas.
Esto no es un poema, es un abrazo
que arrojo como piedra viva hacia los habitantes
eléctricos de la Constelación
de Piscis.

3 comentarios:

SILDELSUR dijo...

A veces me gusta comer comida cruda...
Bien condimentada,claro.
Saludos

emiliano dijo...

"¿Has visto a Jesucristo en bicicleta?"

!!

Eleanor Smith dijo...

suelo ver poesía en todo como vos. incluso en los paquetes de galletas.

eso es porque somos poetas. vos mucho más que yo.

un lujo siempre leerte Caballero!

un beso. o dos.