EL BESO DE LA MUERTE ENAMORADA

            Cualquier tiempo pasado fue mujer.
                          Javier KRAHE

Estoy jodido porque la belleza
empieza a evaporarse de mis manos:
la piel marchita, los cabellos canos,
ningún verso feliz en la cabeza...

Maldigo envejecer con ligereza,
perder la miel solar de los veranos,
sentir que se aproximan los gusanos
y que nos vence la naturaleza.

Cualquier tiempo pasado fue mujer,
que todo se concentra en el ayer
y no hay mañana, no hay futuro, nada...

Tan sólo resignarse a lo que viene:
la tumba sola, con su mala higiene
y el beso de la muerte enamorada.