28 MUCHACHOS


...........................28 muchachos se bañan en la playa
............................................. .....Walt WHITMAN


28 muchachos
con pureza combaten
en las aguas felices de la noche sin dalias

28 muchachos inauguran el caos

28 muchachos

erosionan sus torsos en la sal palpitante
como ciervos prohibidos
que derriban el mundo

28 muchachos
victoriosos vulneran el jardín indecible
de las uvas quemadas


28 muchachos
colisionan desnudos como libros en furia

abrazándose al mar

28 muchachos eyaculan al alba
.
.
***
.
.
Mi amado metamístico David Vegue y nuestro Dios del Deseo me invitan a publicar este poema de aguas viriles. Por diferentes motivos, es un texto infinitamente especial para mí. Subrayaré éste: parte de una cita del mejor, el más grande, el Cristo de hierba de los Estados Unidos (más unidos por él), Walt Whitman. Temeroso de las profundidades atlánticas, un buen amigo -desde mi punto de vista, con buena fortuna estética pero con mala fortuna ética- afirmó en una ocasión: nadar es abrazar sin recompensa. Bañista convencido, hombre de olas, mi credo es otro: nadar es abrazar lo verdadero.
.
.

3 comentarios:

mariapahn dijo...

"nadar es abrazar lo verdadero"... a mí nadar siempre me hizo sentir libre, desde pequeña, una percepción extraña de mi misma; como tu poesía me hace percibir una parte de mí que no sabía dónde estaba, te sigo...
Un beso

Rocío dijo...

27, 29, 28, según quién lo afirme - para mí 28- son las letras de nuestro alfabeto. Y digo alfabeto y no abecedario, porque en mí rige lo griego.
28 son tus muchachos del caos. Caos primigenio de donde deriva el orden con su tierra y sus aguas. Que las tuyas entre espuma de belleza te acerquen siempre a lo admirado. Así nació Afrodita y así seguirá naciendo en cada conjunción de 28 que le regales a lo amado.
Feliz vida para ambos. No sólo es bendito el amante, poseído por el "entusiasmós" del dios, ni vamos a entrar en diferencias platónicas, también el amado porque recibe de ti esta unión de grafemas.

Que el agua te acompañe y te abrace siempre, pues crea vida.

Que mis olas besen las tuyas.

el ecologista dijo...

Primoroso poema y buena mension a Withman el agua es magia y vida y para los amantes es lo màximo lo mismo en las islas del sur que en saint troupez. Saludos