CALLE COMPAÑÍA
.
.
Camino solo.
La calle es un caballo esquizofrénico
y nadie se detiene a respirar.

En un amén,
entre tanta ceniza,
como un joven incendio,
me cruzo a la mujer más guapa de la tierra
y pienso en la ascensión.

Imposible escribir una oda a la altura.
Lejos vuela mi pluma, mas no tanto.

Hay un inconveniente:
va de la mano de un cachitas, coño.

Me cago en el violín de los arcángeles.
¿A quién importa el don
espiritual?
.
La belleza total en los brazos de otro.

Casi perfecta. Casi:
el hombre con quien folla no soy yo.
.
.

2 comentarios:

Rocío dijo...

La calle está tan oscura que no te ha visto.

mariapahn dijo...

Cuando camino sóla por Sevilla me pasa algo parecido, la perfección me desborda y casi nunca folla conmigo...supongo que para eso está la poesía...
Un beso